La estupidez de Romo destruye la economía de Tulcán

La movilización de personas por el Puente Internacional de Rumichaca, que une a Ecuador y Colombia tiene un control adicional por orden de la ministra del Interior, María Paula Romo.

Las autoridades ecuatorianas cerraron con vallas metálicas dos de los tres corredores peatonales del viaducto binacional, por donde antes las personas circulaban libremente. Ahora los ciudadanos extranjeros y ecuatorianos deben ir y venir por un solo corredor, en donde el servicio de Migración de Ecuador colocó un nuevo puesto de control, que opera las 24 horas.

Desde ahora dos funcionarios exigen a todas las personas, que ingresan y salen de Ecuador, una identificación para permitir el paso para reducir el ingreso ilegal de Venezolanos.

Debido a este control, toda persona que desee ingresar al Ecuador, debe esperar entre 30 minutos a 4 horas para poder recién ingresar a las oficinas de migración para registrar su ingreso al país.

Esta medida torpe y sin sustento cuyo objetivo es reducir el ingreso de venezolanos al Ecuador, a destruido la economía del Carchi. Los comerciantes del lado ecuatoriano Tulcán han registrado grandes pérdidas por la disminución de clientes colombianos.

El sector turístico y los pequeños comercios como los restaurantes y hoteles han sido gravemente golpeados por la orden de la ministra del Interior.

Existen opciones como implementar controles a los extranjeros a la salida de Tulcán, en las carreteras como en la actualidad lo hacen los colombianos. Por ejemplo para ir de Ipiales a Cali, existen alrededor de 3 controles de documentación a todos los buses y vehículos. Los colombianos optaron por una medida más inteligente y eficaz.

Los habitantes de Tulcán piden que se elimine esta medida pero la Ministra del Interior no reacciona. ¿Cuánto más destruirá la economía de Tulcán Ministra Romo?

La negligencia de Moreno causa muerte y dolor