Impiden ingreso de familiares y amigos de JorgeGlas en el Hospital

“Hay una orden superior”, fue la justificación para no dejar que vean a Exvicepresidente, según jurista

La tarde este 06 de noviembre, tras 17 días de huelga de hambre, el exvicepresidente Jorge Glas sufrió una descompensación en su estado de salud que requirió que lo trasladen desde el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga hasta el Hospital Carlos Andrade Marín, en Quito. Sin embargo, éste no fue inmediato, llegó hasta dicha casa de salud, a la 01h30 de la madrugada para ser atendido. Según el director técnico médico encargado, Édison Ramos, está estable y permanecerá con atención médica constante. En declaraciones exclusivas para Ecuadorinmediato.con, el abogado del Exsegundo Mandatario, Eduardo Franco Loor, denunció que se haya dispuesto que ni familiares, amigos o su equipo jurídico, ingresen a visitarlo.

“Su vida estaba en peligro. Él debió haber sido trasladado a las 18h00, pero, lamentablemente, el Gobierno no quería hacerlo. En la noche hubo un comunicado del Ministerio de Justicia en donde aceptaron que iba a ser trasladado a un centro asistencial”, relató.

Sin embargo, cuestionó que ahora, ya en el HCAM, no se permite que ni los familiares, amigos o sus abogados ingresen a verlo. “Por lo menos el hermano (Heriberto Glas), que está en Quito, debería entrar a verlo, pero no. Esa es una situación que vulnera sus derechos. No permiten que nadie vea a Jorge Glas”.

“Dicen que es una orden superior, por eso no permiten la entrada. Nosotros estamos protestando y pedimos que la Defensoría del Pueblo intervenga porque esto forma parte de la serie de violaciones a los derechos fundamentales del Exvicepresidente”, denunció.

De acuerdo a lo que relató el jurista, la exautoridad fue atendida en la cárcel de Latacunga, sin embargo, su estado requería una asistencia médica especial, por lo que reiteró que su traslado estaba previsto entre las 18h00 y las 18h30. “Hubo una orden superior del gobierno con la cual se impidió su traslado a Quito a esa hora, pero como su salud empeoraba, el régimen tuvo que aceptar y lo llevaron al HCAM”.

“Nosotros estamos responsabilizando al ministro de Justicia encargado, Paúl Granda, y a la ministra del Interior, María Paula Romo, así como al consejero de gobierno, Santiago Cuesta, por todo lo que está sucediendo”. En este marco, criticó que el funcionario en mención haya indicó que Glas tenía “privilegios” en el CRS de Latacunga.

“Él se burló el día de ayer del ingeniero Glas, indicando que tenía privilegios, que no estaba en huelga de hambre. El propio Ministerio de Justicia, ayer en la noche, lo desmintió porque sus declaraciones no guardan armonía ni relación con la seriedad que debe tener un funcionario de tan alto nivel”, reprochó.

Franco Loor señaló que ahora, lo que solicitarán insistentemente es que el Exvicepresidente se mantenga en Quito y no regrese a Latacunga. “Él debe quedarse en la capital porque las reglas mínimas para el tratamiento de las personas privadas de la libertad de las Naciones Unidas y el Código Orgánico Integral Penal, indica que los procesados tienen que estar cerca del juez natural y del grupo familiar, es decir, en Quito”.

“Acordémonos que Jorge Glas presentó, oportunamente, el recurso de casación. Es decir, ante el derecho ecuatoriano, él todavía es inocente debido a que su sentencia no está ejecutoriada y nosotros vamos a fundamentar esa casación debidamente. Allí demostraremos que esa sentencia es injusta y arbitraria, pero además, viola flagrantemente la ley”, dijo.

Lamentó también el hecho de que aún no se conozca el informe de inteligencia del cual habló el gobierno para justificar el traslado del Exsegundo Mandatario. “Este es un acto de retaliación y de venganza política inhumana e impropia de un régimen que se precie de democrático y que viva en un Estado de Derecho garantista”.

“Eso fue un pretexto porque, como en la mañana se conoció la salida del país del señor Fernando Alvarado, la venganza política fue su traslado de Quito a Latacunga, como si él pretendiera fugarse. Él es inocente y una persona inocente jamás pretendería fugarse, al contrario, él se entregó siendo inocente y pensando que la justicia lo iba a ratificar porque nunca obró prueba penal alguna en su contra”, insistió.

Según expuso el abogado, Cinthia Díaz, esposa de Glas, se encuentra realizando las gestiones necesarias para que se quede en la cárcel 4 hasta que recupere su libertad. A su criterio, su defendido es un perseguido político, siendo evidenciada esta situación, incluso, por las declaraciones de Santiago Cuesta.

En cuanto a los pedidos que han realizado a diferentes organismos para que intervengan, Franco Loor mencionó que aún no se ha tenido una respuesta, por ejemplo, de la Defensoría del Pueblo. “Supuestamente, ellos tienen que precautelar, en el marco de la Constitución, los derechos humanos de las personas que recurren a sus estamentos jurídicos”.

Finalmente, la defensa del Exvicepresidente prefirió no adelantarse a los hechos en caso de que se niegue el recurso de casación interpuesto, o éste termine a favor de su cliente, sin embargo, no descartó el acudir a las instancias que sean necesarias. “Para demostrar la inocencia de Jorge Glas, sin ninguna prueba en su contra, nunca vamos a subestimar ningún canal jurídico nacional o internacional”.

(JPM)

Fuente: Ecuadorinmediato.com

Elizabeth Cabezas tiene 14 asesores en tiempos de austeridad

Lenin Moreno propone a esposo de Lourdes Tibán como juez de la Corte Constitucional